La iniciativa desarrollada por la compañía operada por Antofagasta Minerals comenzó en 1996 y ha beneficiado a más de 600 jóvenes de liceos técnicos y comerciales de la zona norte, entregándoles herramientas y competencias laborales.

El Gerente General de Minera Zaldívar, Luis Sánchez, expresó que “este programa de apoyo a la empleabilidad y a la educación es una muestra del compromiso de Minera Zaldívar y Antofagasta Minerals con el desarrollo regional”.


“Fue una experiencia súper buena, aprendí mucho sobre prevención, gestión de documentos de Sernageomin y otras labores que hicieron sentir muy importante en el área”. Así describe Aime Pizarro (18) su proceso laboral de un año en el equipo de Seguridad y Salud Ocupacional de Minera Zaldívar. Junto a otros 23 jóvenes, Aime egresó del Programa de Aprendices de la compañía operada por Antofagasta Minerals.

Los estudiantes fueron destinados a aprender los procesos de las diversas áreas productivas de la faena minera, lugares en los que adquirieron conocimientos asociados a seguridad, productividad, cuidado ambiental y diversidad e inclusión. 

Este ciclo de aprendizaje se extendió por todo 2018 y finalizó este jueves con la entrega de las certificaciones a los jóvenes provenientes de distintas localidades de la región. La ceremonia fue encabezada por el Gerente General de Minera Zaldívar, Luis Sánchez, junto al Seremi de Minería, Humberto Burgos y el apoyo del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), 

“Este programa de apoyo a la empleabilidad y a la educación es una muestra del compromiso de Minera Zaldívar y Antofagasta Minerals con el desarrollo regional, pues estamos convencidos de que, entregando herramientas y competencias laborales a jóvenes, contribuimos decididamente con la sustentabilidad y el crecimiento de nuestro país y, en particular, de nuestra región”, expresó el máximo ejecutivo de la compañía minera, Luis Sánchez.

Diversidad e inclusión

Una característica destacada que tuvo esta generación de aprendices es que diez de sus 24 integrantes son mujeres. Este hecho representa, según Sánchez, el esfuerzo que se está realizando en Antofagasta Minerals con “una robusta estrategia de Diversidad e Inclusión, que nos permitirá generar equipos más diversos y, por ende, una mayor productividad. Estudios avalan que mientras más diversos son los equipos en las empresas, más posibilidades existen de conseguir los objetivos propuestos. Por lo tanto, estamos orgullosos de contar con una gran cantidad de mujeres en este programa”.  

Palabras que fueron respaldadas por el líder regional de la cartera de Minería, Humberto Burgos, al sostener que “sin duda es muy relevante que casi el 50 por ciento de este grupo de jóvenes fueran mujeres, ya que así logramos incorporarlas a la industria minera, pues para nosotros como Gobierno es muy importante, no sólo desde el punto de vista de ser un motor de desarrollo, sino por ser fundamentalmente inclusivo”.

El Programa de Aprendices se desarrolla en alianza con el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE, y desde su inicio, en 1996, han egresado de Minera Zaldívar 641 jóvenes, provenientes de liceos técnicos y comerciales de Antofagasta, Taltal, Tocopilla, María Elena y Arica.