● A la jornada asistieron habitantes de la localidad, representantes de organizaciones sociales y de comunidades indígenas y Ong´s, quienes resolvieron diversas inquietudes respecto de la utilización del recurso hídrico, la empleabilidad y el desarrollo sustentable del territorio.

● El gerente del proyecto Víctor Espinoza, precisó que “esta instancia de apertura es fundamental, porque permite exponer los objetivos, alcances e impactos ambientales del proyecto y cómo Zaldívar se hace cargo de ello y mitiga los efectos”.

A través de una actividad abierta a todos los habitantes de San Pedro de Atacama, en pleno centro de la localidad, Minera Zaldívar presentó a la comunidad su proyecto de Continuidad Operacional. Ello, en el marco del proceso de Participación Ciudadana (PAC), organizado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), luego de que dicha entidad declaró admisible su Estudio de Impacto Ambiental a principios de junio.

Tal y como explicó el gerente del proyecto, Víctor Espinoza, “esta actividad de socialización del proyecto es un proceso fundamental, porque es una instancia de apertura para exponer cuáles son los beneficios para el territorio, cuáles son los impactos ambientales y cómo Zaldívar se hace cargo y mitiga estos efectos, dando tranquilidad a la comunidad de que es un proyecto sustentable con el entorno. Esto, además de prolongar la vida útil de la operación y con ello ser por más tiempo una fuente de empleo y de crecimiento para la región”.

Mediante un recorrido por distintos paneles, en lo que se conoce “Casa Abierta”, los participantes del encuentro pudieron conocer desde la historia de Zaldívar, su operación actual, los detalles del proyecto, hasta sus impactos y medidas de mitigación y compensación. Todo ello, junto con aclarar dudas directamente con cada uno de los especialistas a cargo de los distintos módulos.

La instancia comenzó a las 10:00 horas a recibir a los más de 50 asistentes, entre ellos vecinos, líderes de organizaciones sociales y ambientales, expertos en contenidos de biodiversidad y medio ambiente, y asesores de pueblos indígenas. Una de las autoridades presentes fue la alcaldesa subrogante de San Pedro de Atacama, Javiera Parra, quien valoró esta instancia de difusión.

“Me parece positivo que Zaldívar otorgue gran importancia a mostrar su estudio de impacto ambiental a la comunidad, porque esto transparenta sus intenciones de dar continuidad a la operación. Sus especialistas bajaron la información a las personas de manera simple y didáctica, con muy buena base desde la perspectiva hidrológica y antropológica. Es una iniciativa muy completa”, explicó la jefa comunal subrogante.

Comunidad

En tanto, el asesor de la comunidad atacameña de Coyo, Felipe Lerzundi, explicó que la participación ciudadana es fundamental en el marco de la evaluación ambiental del proyecto. “La idea es participar, analizarlo en profundidad y poder plantear nuestras observaciones. Por ello, venir a mostrar el proyecto a San Pedro de Atacama es una labor muy acertada”.

Jorge Muñoz, parte del colectivo de protección ambiental Chañar y miembro de la unidad ambiental del Consejo de Pueblos Atacameños, también apreció la iniciativa. “Existe un avance en cómo se relacionan la autoridad, las empresas y la comunidad, al mostrar un proyecto para que la gente pueda comprenderlo y aportar con su opinión. Desde ese punto de vista, se valora la transparencia de la Compañía”.

Cabe destacar que el proceso de participación ciudadana dirigido por el SEA ya se realizó en la comunidad indígena de Peine y se efectuará también en las localidades de Socaire, Camar y Talabre.