●    A través de su director, el académico de la Universidad de Chile Manuel Paneque, el organismo reveló los resultados de sus estudios sobre diversas plantaciones forestales para la producción de biomasa y captura de carbono en Minera Zaldívar.
 ●    El director regional de Conaf, Cristián Salas, sostuvo que “es bueno trabajar con todos los actores para conservar el ecosistema de nuestro norte. Tenemos una visión positiva de Antofagasta Minerals y Minera Zaldívar, porque poseen la mentalidad de preservar el frágil ecosistema del norte”.

El Centro Agrícola del Desierto de Altura (CEADA) presentó sus investigaciones sobre la valorización y rescate de especies vegetales adaptadas a las condiciones extremas de la región, durante el seminario “Impacto minero y el desarrollo forestal en zonas áridas: un trabajo conjunto”, organizado por el Colegio de Ingenieros Forestales de Chile, con patrocinio de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).


En la jornada, el director del CEADA y académico de la Universidad de Chile, Manuel Paneque, dio a conocer el trabajo que el centro realiza en plena faena de Minera Zaldívar, a más de 3.200 metros sobre el nivel del mar, explicando los resultados de sus estudios con las especies nativas chilenas a través de su charla “Plantaciones forestales para la producción de biomasa y captura de carbono en Minera Zaldívar”.


Existen especies de árboles y arbustivas, nativas y exóticas, que se adecúan perfectamente a estas condiciones extremas y que pueden ampliar la frontera agrícola del país. Los resultados más promisorios que conseguimos son las distintas especies de Atriplex, plantas que presentan la particularidad de adaptarse especialmente en zonas extremas y colonizar tierras áridas y semiáridas”, explicó Paneque.


El académico agregó que el CEADA busca distintos tipos de genética que permitan desarrollar aquellas especies vegetales que mejor se adapten al clima en altura. “Los beneficios para las comunidades se basan en la generación de biomasa, producción de aceites, forraje, incluso en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. Este seminario tiene la importancia de que el mundo forestal se une para saber de los proyectos y potenciar el sector. Lo promisorio es que la labor que estamos abordando y su masificación permitiría hacer realidad el milagro de hacer florecer el desierto de altura”, afirmó.

Sustentabilidad

Según el director regional de Conaf, Cristián Salas, la instancia tuvo como foco difundir experiencias de investigación y desarrollo asociadas a la actividad minera y la sustentabilidad de los territorios, poniendo énfasis en los recursos vegetacionales de toda la zona norte del país: “Nuestra historia está marcada por el desarrollo minero, por ello, es bueno trabajar con todos los actores para conservar el ecosistema de nuestro norte. Tenemos una visión positiva de Antofagasta Minerals y Minera Zaldívar por cómo trabajan temas de biodiversidad y cómo colaboran en poder replicar la flora y avifauna local que hoy están en peligro de extinción; poseen una mentalidad de conservar y preservar el frágil ecosistema del norte”, agregó Salas.


Sus palabras fueron respaldadas por Angélica Vivallo, directora regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), quien expresó que “considerando que estamos en un suelo tremendamente árido, es esencial que se desarrollen proyectos de calidad en cuanto a biodiversidad. Es importante que el medio ambiente y la gran minería conversen y convivan de una forma sana”.


Durante el seminario se abordaron temas como la Política Forestal para zonas áridas y semiáridas; Colaboración público-privada para el desarrollo forestal en las zonas mencionadas; Arborización y alianzas estratégicas públicas y privadas de la Región de Antofagasta, entre otros.